top of page

El desayuno ¿Qué comer?

Updated: Jan 13, 2022

El desayuno es algo que en nuestra cultura no es muy cuidado ni valorada su importancia. Hay quien no tiene hambre y no desayuna, quien necesita el café para arrancar el día, quien da por hecho que tiene que ser dulce y quién es más de bocadillo con embutido.


¿Qué es un buen desayuno?

El alimento más apropiado es:

-En su mayor parte un carbohidrato con bajo índice glucémico -Una pequeña porción de proteína

-Una porción de verduras -Un toque salado -Algo cremoso que por su contenido en líquido estimule el estómago


Veamos por que:

Al amanecer se levanta el sol (yang) y así dejamos atrás a la noche (yin). El día se levanta, llega la luz, la actividad, y lo que prima es la energía yang. Esta energía llegará a su máxima capacidad al mediodía cuando el sol está más alto.


Con frecuencia se cena tarde y esto crea un trabajo digestivo innecesario en un momento en que al cuerpo le toca ocuparse de otras tareas. Por tanto ni la digestión se hace como debería, ni tampoco las tareas de la noche. Esto va a tener un efecto al día siguiente, es posible que nos levantemos cansados, con menos energía y que necesitemos algún estimulante para arrancar.


Durante la noche se procesa todo lo que ha pasado durante el día. Durante nuestro sueño se da una gran actividad en el hígado, sistema linfático, pulmones y sistema nervioso, para integrar lo que ha ocurrido durante el día previo y prepararnos para el día siguiente. Por la mañana si todos estos procesos se han dado bien nos levantaremos con energía y listos para empezar un nuevo día. .


Con la llegada de la luz de la mañana, los niveles de melatonina bajan, nos despertamos y tendría que haber una necesidad de tomar alimento. Dado que la mañana tiene una energía yang, el tipo de alimento que más nos conviene tomar es un alimento en cierto modo yang que potencia esta energía dinámica y activa. Así arrancamos con fuerza el día, y permitimos que esta fuerza se mantenga a lo largo de la mañana hasta el almuerzo.


Lo que debemos evitar en el desayuno es:

-Carbohidrato refinado, por su alto índice glucémico. -Tomar carbohidrato refinado junto con grasa (p.ej bollería, croissant) -Fruta -Zumos de fruta -Yogures



¿Qué pasa con la fruta que tanta gente toma en el desayuno?

La fruta refresca, pues la fruta por naturaleza es yin, nos relaja. Lo que queremos por la mañana es “activar”. La fruta enfría el estómago y lo que queremos es poner en marcha nuestra capacidad digestiva que necesita calor. Especialmente en invierno hay que evitar la fruta cruda.


¿Qué ocurre con licuados y zumos? De igual forma que la fruta, roban el calor y la energía digestiva del estómago. Son depurativos y de esta forma son apropiados cuando lo que queremos es eliminar toxicidad o grasa.


El yogur también enfría, teniendo un efecto yin en el cuerpo.


Habiendo dicho esto, no se trata de eliminar por completo estos alimentos para desayunar, sino de entender su efecto y utilizarlos de manera correcta. Tendremos entonces en cuenta: la estación del año en que nos encontramos; la actividad que vayamos a realizar por la mañana y la energía que necesitemos; y si lo que queremos es refrescar el cuerpo o depurarlo.

Opciones para desayunar

Se trata claro de cambiar el concepto de lo que es el desayuno y entender lo que nuestro cuerpo necesita. De esta forma están son algunas sugerencias:


-Cremas de cereales, de arroz, quinoa, mijo…Utilizando el cereal integral con cocciones largas que dan consistencia cremosa, aportando hidratación y que son de fácil digestión. Las cremas pueden cocinarse con pequeñas cantidades de fruta seca, un poco de canela en rama, o piel de limón. En primavera y verano se pueden acompañar de frutos rojos o compota. Se pueden servir con semillas tostadas y frutos secos. A ser posible limitamos el uso de endulzantes en las cremas para así mantener el índice glucémico bajo de los cereales integrales.


-Es muy sano tomar algo cocinado por la mañana, pues estimula la digestión, generando calor y activando nuestro organismo.


-Cremas de verduras son semillas o frutos secos.


-Caldos de verduras con miso.


-Crepes de sarraceno con verduras a la plancha o al vapor, horno… que ya tengamos cocinadas

-Verduras del día anterior


-Patés de legumbres como el humus


-Queso de cabra


-Estofado o guiso de verduras con legumbres que ya tengamos cocinado (opción otoño e invierno)


La lista es larga pero esto te da una idea de las muchas posibilidades para el desayuno y sin necesitar prepararlo por la mañana, sino que: -utilizamos los restos que tenemos. -preparamos las cremas de cereales por adelantado y suficiente para 2 o 3 días. Estas cremas se mantienen bien en el frigorífico hasta 3 días. Se trata de calentar, con agua o alguna leche vegetal, lo que necesites.


Cuando hay un problema concreto en el cuerpo, entonces seremos más estrictos con todas las comidas, incluyendo el desayuno.


En el tránsito a una alimentación más sana es posible que nos resulte difícil tomar estos desayunos, especialmente si eres de café y croissant. Pero date tiempo y dale tiempo a tu organismo. Según introduces pautas más saludables y mejoras tu digestión, tu necesidad de alimento por la mañana puede variar.


La gran ventaja de los desayunos aquí sugeridos es que nos mantienen con energía toda la mañana. Generamos estabilidad de energía, tanto física como mental y emocional, sin el bajón típico a media mañana, que normalmente tapamos con algún dulce, café o cualquier otra cosa que nos dé una energía rápida.

10 views0 comments

Comments


bottom of page